INTRODUCCIÓN A LOS SUEÑOS 2

Hola a todos, soy Morgana y hoy antes de pasar a la interpretación de los sueños, os quiero hablar del “Inconsciente”: el archivo de vivencias.-
Durante el día, cuanto hacemos, sentimos o pensamos se va almacenando en la conciencia, pues aunque parezca mentira, no olvidamos absolutamente nada, esto lo podemos comprobar mediante la hipnosis, y veremos que es posible recordar hasta la menor palabra o el menor hecho de nuestra vida aunque hayan transcurrido muchos años.
Pero este almacenamiento es automático e indiscriminado, por lo que en otro momento deberemos proceder a su clasificación y archivo en el lugar adecuado de nuestra cociencia. Es normal que cuando se archiva una ficha, para ponerla en el sitio exacto que le corresponde, hay que remover otras fichas del mismo departamento y con nuestra conciencia pasa lo mismo, así para archivar un hecho, palabra o sentimiento, debemos remover o actualizar, el mismo tipo de hechos, palabras o sentimientos que ya estaban archivados o aparentemente olvidados, enterrados en el fondo del inconsciente. Todo este proceso, figurado claro está, viene a ser una parte de lo que ocurre mientras dormimos, y también explica por qué hay palabras o acontecimientos que nos afectan mucho más profundamente que otros, pues al archivarlos debemos remover heridas de nuestra alma que no cicatrizaron y que fueron ocasionadas por hechos anteriores que nos resultaron muy penosos. De hecho, ésta es la base en que se fundamenta todo el psicoanálisis.
Y ahora siguiendo con el significado de los sueños por órden alfabético, seguiré con :
ABADIA
De forma parecida deben interpretarse los sueños en que aparecen edificios o templos religiosos, como la abadía, pero en este caso lo que revelan es la existencia de inquietudes o dudas intelectuales, morales o espirituales. Lo importante del sueño es nuestra actitud ante la abadía, que reflejará la intensidad y la motivación de dichas inquietudes. Así si pasamos ante ella, pero sin entrar, significa que nuestras inquietudes todavía no se hallan bien definidas ni encarriladas,no obstante, si entramos en la abadía es indicio de que ya vislumbramos hacía dónde debemos dirigirlas. Pero si además nos vemos rezando en ella, no existe la menor duda de que la inquietud no tardará en convertirse en certeza y felicidad.
Espero que os guste a todos. Y hasta mañana, me despido de ustedes. Que sean muy felices es el deseo de Morgana.
Foto: Josephine Wall

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s