HISTORIA E INTRODUCCIÓN A LOS BAÑOS RITUALES 2ª PARTE

Los baños rituales.-baños

Siguiendo con el tema de los baños rituales o espirituales, y hablando de su orígen y características te diré que hay que tener en cuenta varias cosas de las que te voy a hablar ahora.

Una nota de precaución:

Los baños espirituales limpian el alma y el espíritu. Ayudan a curar las heridas del alma y pueden ser útiles para promover la curación de tu ser. Los baños espirituales no curan los males físicos, si tienes alguna dolencia física, debes consultar a tu médico.

Las heridas abiertas de cualquier tipo, incluyendo incisiones quirúrgicas, proscriben la toma de baños. Debes esperar a que cicatricen. No te sumerjas en agua al menos dos semanas después de cualquier operación quirúrgica.  Si te han hecho alguna cirugía, sigue las incstrucciones de tu doctor acerca de cuando puedes empezar a tomar baños otra vez. No importa, aunque te diga lo contrario, los baños espirituales de cualquier clase deben ser evitados por los menos durante dos semanas. En todo caso no deberás sumergirte totalmente hasta que la herida esté seca y cubierta. La mayoría de las personas se arreglan con alguna bolsa de plástico como venda o contenedor para protegerse la zona de la incisión. Sigue en todo caso las instrucciones del médico de forma rigurosa.

Como ya te he dicho, los baños no curan problemas físicos, si ocurre un mejoramiento físico debido a los baños espirituales, es una remisión milagrosa que no puede atribuirse a la acción del baño en sí misma. Las causas espirituales de los males físicos que están intentando manifestarse pueden rendirse a un tratamiento espiritual, y de ahí la mejoría. Los problemas que ya se hayan manifestado físicamente “puede” que se rindan a un tratamiento de naturaleza espiritual.  Hay leyes del espíritu, así como del universo físico, y buscar curas de problemas físicos en un sanador es normalemente una pérdida de tiempo y dinero, aunque bien, puede ayudar, pero no de forma exclusiva, es decir, hay que acudir también al médico que es el principal en curar los problemas físicos de las personas. Dale al doctor aquello que le pertenece.

Un tratamiento preventivo es otra historia diferente, porque podemos trabajar curando una “posible causa” espiritual solamente antes de su manifestación. Hay un gran número de baños para promover una curación física, pero operan quitando la causa espiritual de la enfermedad. Quitan aquellas influencias que rodean al cuerpo físico y que son adversas para la salud física. No tienen efecto sobre ninguna condición física que se haya manifestado.

Agua:

El agua siempre ha sido el símbolo de la vida. Como esencia de la vida, el agua tiene la facultad de limpiarnos de los bloqueos espirituales y acumulaciones que adquirimos durante toda nuestra vida. La división de las aguas mencionadas en el Génesis 1:6 revela un concepto que ya era antiguo en el tiempo en que los escolásticos nos dicen que fueron escritas las Sagradas Escrituras. En la antigua Babilonia, las dos clases de agua se conocen como EA-AE. En español moderno se llaman Agua Dulce y Agua Salada. Las dos aguas surten diferentes efectos en nosotros.

El agua de mar, para los cristianos, como para los judíos y musulmanes, ha sido designada para quitar o recibir todos los males de la tierra, llevándose lo que es negativo y quedándoselo.

Por otro lado , el agua da lo que se necesita para sostener la vida en la tierra. Los baños que se tomen para quitar las influencias negativas deben ser con agua salada, o agua de mar, en su composición.

Los baños que tomamos para sostenernos en la tierra deben ser realizados con agua dulce.

Es por esto la distinción que se hace normalmente entre baños amargos o de despojos (para quitar malas influencias o brujería) y baños dulces (para amor, riqueza y bienestar)

El Agua Sagrada Cristiana está hecha de agua y sal consagrada. Esta combinación se utiliza para mantener alejadas a las influencias adversas. Uno de los baños más eficaces que puede tomar el sincero cristiano es aqué que contenga algo de agua bendita.

Cómo tomar un baño ritual:

 Antes de nada, ten en cuenta que un baño ritual no se supone que sea para lavarte, si quieres tomar un baño ritual, primero toma una ducha para quitar la suciedad. Limpia despues la ducha o bañera de manera que llegue al baño ritual con una bañera limpia. El deseo por un baño espiritual se relaciona con la naturaleza espiritual y la bañera debe estar limpia de cualquier traza del mundo físico. La atmósfera limpia debe exterderse hasta incluir también el cuarto de baño.

Prepara el baño propiamente dicho. Si eliges una hierba o un baño de nueces, o uno de fórmulas caseras de los que te he dado y de los que te voy a ir dando, debes preparar la fórmula. Si usas un baño de los adquiridos en la tienda, ya estarás listo para continuar.

Llena la bañera hasta la mitad de agua templada. Vierte la preparación en el agua mientras de llena la bañera. Si estás usando un baño preparado, aclare la botella por lo menos dos veces. Si es uno casero de hierbas, cuela la preparación. Así no tendrás problemas con las cañerías.

Entra desnudo en la bañera y sumérjete inmediatamente, la cabeza incluida. Si estas instrucciones te parecen muy simples, déjame asegurarte que no. Hay cantidad de gente que no se desnudan totalmente para tomar un baño, y muchas personas nunca han sumergido su cabeza en la bañera. Los baños desnudos, y la inmersión de la cabeza, incluyendo el pelo, son requisitos fundamentales de determinados baños espirituales, sobre todos los amargos.

Si quieres puedes enjuagarte la boca con ese agua , pero sin tragártela. Asegúrate de que el agua recorre todas las partes de tu cuerpo. Tambien si quieres, moja una esponja con el agua y frótate con ella durante el baño, pero sin jabón.

En el baño espiritual debes permanecer por lo menos de siete a nueve minutos para que surta los mejores efectos. En ciertos baños, el individuo puede necesitar permanecer en remojo más tiempo.

Algunos baños te pueden hacer sentir que los siete o nueve minutos es un periodo larguísimo de tiempo. Puedes colocar un reloj cerca de la bañera para asegurarte del tiempo adecuado.

Reza por la efectividad del baño mientras viertes el agua sobre ti o te pasas la esponja. Continúa sumergiéndote y lavándote hasta que se acabe el tiempo del baño. La oración aquí es muy importante, porque la concentración de tus pensamientos en el tema que deseas desarrollar es ayudada por la oración. No dejes vagar tu mente.

Cuando salgas de la bañera, envuelve tu pelo con una toalla, pero no te lo seques. Ponte una bata, para cubir tu cuerpo mojado, pero no te lo seques! Es importante que tu cuerpo se seque con el aire. Si vives en un sitio lo suficientemente templado, puedes permanecer desnudo hasta que el aire te seque completamente, porque tu quieres que el efecto del baño permanezca en tu cuerpo. No te bañes o laves la cabeza hasta veinticuatro horas después de haber tomado el baño.

Hayas sentido o no algún cambio después del baño espiritual, descansa tranquilo seguro de que el baño ha surtido sus efectos. El efecto está en niveles espirituales de consciencia, no en los físicos, por eso lo más que puedes notar en principio es que te sientes “más ligero” despues del baño. El escepticismo o la falta de creencia en el efecto del baño decrecerá la oportunidad de que sea beneficioso.

6 comentarios el “HISTORIA E INTRODUCCIÓN A LOS BAÑOS RITUALES 2ª PARTE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s