CÓMO MANIPULAR LA ENERGÍA PARA HACER MAGIA.-

Cómo manipular la energía:energía

Ya te hablé en su momento de los pasos a seguir cuando quieras realizar magia, por eso hoy sólo te voy a recordar someramente que son: el Objetivo, que es lo que queremos cambiar y que puede tratarse de amor, protección, salud, paz, prosperidad, etc. teniendo en cuenta que la finalidad de los ritos mágicos debe ser siempre positiva. Los Encantamientos y Rituales, que consisten en una serie de acciones, palabras o ceremonias específicas que concluyen con un movimiento de energía, o encender una vela y recitar un cántico; con estas acciones intentamos provocar un cambio positivo en nuestra vida. La Visualización, que es un concepto fundamental para conseguir este tipo de cambios y es la práctica de crear imágenes mentales referentes al objetivo que perseguimos.

En el mundo de la magia, la mente es considerada como un poderoso insntrumento que sirve para moldear e integrar las energías que movilizamos. Luego y después de sentarte tranquilamente en un lugar adecuado con la iluminacion correcta y el aroma de incienso, cierra los ojos y empieze con el último paso: La Energía.

La energía es la esencia de la “magia”, la que hace que ésta funcione. Si no se utiliza la energía adecuada y en la cantidad apropiada, los encantamientos son inútiles y los rituales no surten efecto. Es totalmente necesaria para que los objetos mágicos tengan poderes, sino serían sólo objetos como cualquieras otros. Para esto existen cuatro procesos principales:

1.- Concentrar la energía:

Consiste en despertar el poder personal y el poder de la tierra.

2.– Canalizarla:

Significa dotar este poder con un objetivo mágico específico a través de la visualizacion.

3.- Liberarla:

Es el acto de transmitir la energía que hay en nuestro cuerpo.

4.- Dirigirla:

Consiste en comunicar la energía ya concentrada, canalizada y liberada a un objeto determinado. Este proceso puede iniciarse al empezar un trabajo o ritual, o por el contrario, una vez que se haya terminado éste.Elije el proyecto que desees y reúne los utensilios necesarios. Después ya puedes empezar. Visualiza tu objetivo. Graba esa imagen en tu mente. Concentra toda tu atención y tus sentidos en el objetivo. Mientras lo haces, toca los objetos que vas a utilizar. Confiéreles energía y empieza a confeccionar el objeto. Siente cómo se flexionan tus músculos mientras trabaja. Percibe cómo liberan energía y la canalizan  hacia aquello que estás creando. Dirige la energía acumulada hacia el objeto. Continúa visualizando todo el tiempo que te sea posible.

Si el poder se confiere una vez que el objeto está terminado, el proceso es un poco distinto. Visualiza y confiera poder a los objetos que vas a utilizar. Cuando el proyecto está acabado, ponte delante suyo y tensa los músculos del cuerpo para concentrar el poder que hay en tu interior. Intensifica la visualización. Rentén esa energía en tu interior. Cuando ya no aguantes más, expulsa el poder del cuerpo a través de tu mano, Siente cómo desciende velozmente por tu brazo y sale por tus dedos. Al mismo diempo dirige la energía hacia el objeto. Mándala en línea recta hacia él. No te conformes con dar instrucciones: asegúrate de que la envías hacia él. Después de todo, conferir energía a un trabajo artesanal es un acto de poder. Este aspecto de la magia no es un simple paseo por el campo. Implica trabajar duro. Inmediatamente después de liberar la energía, relájate durante un ratito.

Eso es todo. El poder ha salido de tu cuerpo y ha entrado en el objeto convertiéndolo en mágico, habiendo concentrado y canalizado las energías de éste último y uniéndolas a tu objetivo.

Cómo dirigir el poder:

Existen muchas formas de dirigir la energía. Probablemente, las manos constituyen la parte del cuerpo más utilizada, dado que suelen considerarse los puntos por los cuales el poder personal del cuerpo se proyecta de forma natural. Los diestros canalizan la energía a través de la mano derecha y los zurdos de la izquierda. Los ambidiestros pueden emplear la que quieran.

También puedes recurrir a los párpados y a los codos, pero las manos son las vías a través de las cuales tradicionalmente se libera o proyecta la energía y el poder. Es posible utiliza ambas manos a la vez hasta que el gesto se convierta en algo completamente natural para ti.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s